Desde Frankfurt una de las escapadas mas típicas es ir a los Taunus, unos montes cercanos a la ciudad donde la gente va a hacer senderismo y rutas en bicicleta.

En esta ocasión volvíamos de Königstein im Taunus de hacer una ruta con Couchsurfing y me encontré con esta escena en el tren.

Volviendo desde Altkönig ví un niño asomándose por la ventana con una pasión inusitada, tras preguntar al padre si podia sacar unas fotos, me comentó que era su primer viaje en tren. Creo que su expresión deja bien clara la pasión que vivía ese niño en aquel momento.